jueves, 7 de abril de 2011

JULIO ANGUITA RENUNCIA A SU PENSIÓN VITALICIA

¡Me basta con la pensión de maestro! ¡Ole, ole, ole!
Aunque la noticia salió hace unos meses, nunca es tarde para rendir un pequeño homenaje a la coherencia. Ser consecuente con lo que uno dice es un lujo que no todo el mundo está en disposición de poder disfrutar (empezando por este que les escribe). Me surgen dudas sobre si lo que pretendo, al colgar esta noticia, es reconocer su valía como persona y personaje público o si quizá lo que intento es tirarme un poco de las orejas, a mí mismo, y regresarme a la tierra.; de la que últimamente creo que estoy empezando a despegar los pies.
¡Califa, estás hecho todo un SEÑOR!. ¡Gracias por la lección!

Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex-parlamentario, argumentando que con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante”. Julio Anguita o ¿por qué no todos los políticos son iguales? Cuando José María Aznar y Felipe González nos dictan al común de los ciudadanos una lección de indecoro e insolidaridad, cuando nos enteramos que María Dolores de Cospedal gana al año 241.000 con el cobro de tres sueldos públicos y la Pajin otro tanto por el estilo, cuando sabemos que el presidente de la Diputación de Castellón no tiene más remedio que declarar un patrimonio de 3,9 millones de euros cuando hace cinco años NO declaraba ninguno, nos enteramos que, de manera totalmente accidental, se ha sabido que hace siete años, Julio Anguita renunció por escrito a la paga de pensión máxima vitalicia a la que tenía derecho como ex parlamentario, argumentando que con la pensión que le correspondía como maestro tenía bastante . Genio y figura. Julio Anguita viene a demostrarnos que el dicho populista de todos los políticos son iguales no se verifica, al menos en su totalidad. Que hay distintas formas de ser y estar en la política, de entender los compromisos éticos y ejemplarizantes de un cargo público y que la erosión que afecta a nuestra moral pública tiene un freno.

No todo es poder y dinero. Tengo la fortuna de ser amigo personal y haber sido de un equipo de gobierno de Julio. Conozco la sobriedad espartana de su espíritu. Sé que en pocas personas se verifica una mayor consecuencia entre lo que dice y piensa y su modo de vida. Nunca había acabado de entender por qué considera un punto de felicidad dormir la siesta en verano sobre una manta tendida en el suelo, ni por qué su mayor consideración del lujo y del ocio es jugar una partida de dominó al atardecer, cuando está de vacaciones. En esta dura mitología del capitalismo, Julio juega contracorriente. Y su compromiso consigo mismo y con la sociedad, gana. Julio Anguita hace suyo el lema de Ghandi de vivir sencillamente, para que los demás puedan, sencillamente, vivir. Y desde su antisimetría con el político al uso nos aporta soluciones a nuestros graves problemas con la ética y la estética del cargo público. Maestro vocacional, traslada la pedagogía a cualquier escenario, y cuando la acción política diaria, quema y unta, Julio la quiere convertir en lección a pequeña y gran escala. Los ideólogos y profetas de la modernidad, reunidos en torno a un gran medio informativo nacional, pensaron que lo invalidaban para la política cuando acuñaron aquello de honrado pero desfasado. Su huella llegó hasta el Parlamento en voz de algún replicante moderno. ¡Bendito desfasamiento! Es decir, exentos de las jactanciosas modernidades de los políticos pendientes de la dieta, la nómina y el futuro cargo en el Consejo de Administración de cualquier sucursal del Gran Capital, Julio Anguita, sin contárselo a nadie, y mucho menos a esos sistemas mediáticos que encumbran la vulgaridad y el populismo, le había dado una soberana patada en el culo al sistema. ¡Métanse su degradante paga vitalicia donde les quepa! ¿Porqué no seguirán su ejemplo otros? Esto también lo hizo la cantante griega Nana Mouskouri que estuvo en política, hasta llegó a ser la representante de Grecia en el Parlamento Europeo y viendo la situación que se avecinaba en su país hizo lo mismo. ¡Qué pocos actúan así!, contados con una mano y sobran dedos…

Raul Andreu Tena


5 comentarios:

Gemucha dijo...

Deseosa estoy de ver cuantos comentarios va a tener este artículo.
Creo que, muy a mi pesar, va a ocurrir lo mismo que con lo relacionado con la ecología, los enfermos mentales crónicos graves, los tetrapléjicos, las viudas cuyo trabajo (no remunerado, eso sí) era la casa y la familia (todas una empresarias, de PYMES), l@s inmigrantes con estudios superiores que no pueden convalidar sus títulos (money, money, money...Liza) y están trabajando en puestos de menor grado (laboral, claro)....
Pues eso, que va a causar la misma expectación y denuncia ciudadana: NINGUNA, a excepción, eso sí, de las personas implicadas...
Ays, si es que no cambiaremos nunca....

El Opinante dijo...

Es verdad. No te falta razón. Totalmente de acuendo contigo.
Pero.... y el gustazo que no estamos pegando mientras imaginamos como se retuercen algunos y se callan por falta de argumentos.
¡¡¡Julio, Juio, Julio, no te tenias que morir nunca!!! (para que se jodan algunos)
P.D.: No tengo dinero, así que no te puedo contratar como redactora (aunque sí este Blog tuviese más repercusión, sin duda alguna te contrataría).

tabletom00 dijo...

la verdad que gracias al articulo de este señor (me ha gustado mucho lo de llamarle califa)a mas de uno que defiende la jeta y el abuso de muchos politicos, o mejor dicho, de todos; diciendo: yo tambien lo haria. O lo de: dime tan solo uno que no lo hace (me refiero a lo de coches oficiales, volar en bussines, comilonas y dietas a saco, y un largo etc, etc). Pues gracias al califa ya tengo un buen argumento para callarles la boca.

Seguro que este articulo no lo van a comentar muchos peperos ya qye como usted bien dice, es un buen tiron de orejas.
o habran comentado en intereconomia? o en la COPE?
a ver cuantos miembros del gobierno y de la oposicion hacen lo mismo. ya se lo digo yo, NINGUNO

Gemucha dijo...

El año que viene hablamos de lo del contrato, que estaré tirándome de los pelos por encontrar algo en los madriles!!!!!
¿Habemus alquiler?

Anónimo dijo...

A ver si aprenden De Cospedal, Pajín, Aznar, Felipe, ex-ptes. autonómicos y toda la calamidad de políticos que tenemos.

Sí, un señor.